Bebés y más
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Crecer es una carrera de fondo. Desde el nacimiento hasta la edad adulta, nuestras vidas están en constante desarrollo, formándonos como seres humanos completos. Y cada hito de ese desarrollo es el que nos permite pasar a la siguiente fase. En el caso de los bebés, los primeros seis meses de vida son verdaderamente fascinantes. Como padres, seguramente, no hayamos vivido una experiencia ni remotamente parecida a ver cómo nuestros peques comienzan a relacionarse con el mundo.

Una parte fundamental de esta relación con el mundo gira en torno a la comida. Durante sus primeros meses de vida, la lactancia es la base fundamental de su alimentación, y lo será durante todo ese primer año. Pero, generalmente, en torno a los seis meses, se inicia un camino que culmina con nuestros pequeños comiendo todo tipo de alimentos y preparaciones con solvencia. Y ese camino va de la mano de su propio desarrollo psicomotriz.

Ni que decir tiene que cada niño es un mundo y cada uno de ellos sigue su propio camino. Los hitos que vamos a ver a continuación, referentes a su evolución motora y mental, son los más habituales. Es muy posible que tu peque se adelante en algunos, que llegue algo más tarde a otros y que entre medias, muchos coincidan con este pequeño esquema. Y, por supuesto, si te preocupa que todavía no haya alcanzado alguno de los que consideras importantes, es clave que hables con tu pediatra. Podrá asesorarte y ver cuál es el curso de acción más adecuado —que, en muchos casos, simplemente es esperar—.

Entre los cuatro y los seis meses

Hero Baby

En torno a los cuatro meses, nuestros peques empiezan a tener una mayor movilidad. Uno de los grandes hitos de esta época es el llamado control cefálico, que no es otra cosa que ser capaces de mover su cabeza con cierto —”cierto”— control. Si porteas, por ejemplo, podrás optar por una variedad mayor de mochilas que no podías utilizar antes, al requerir que el pequeño controlara bien la cabeza.

Dentro de los hitos relacionados con la alimentación, aquí verás algunos puntos que, más adelante, serán más que interesantes. Por ejemplo, sabe cerrar bien la boca, sellando los labios, y mover la lengua con soltura, dentro y fuera de la boca.

Es en esta época cuando va perdiendo, progresivamente, el reflejo de extrusión. Este reflejo es clave durante los primeros meses de vida, ya que tiene la misión de evitar que entren en el tracto digestivo elementos sólidos. Sin embargo, entre los cuatro y los seis meses, este reflejo va desapareciendo progresivamente, permitiéndonos así plantearnos el inicio de la alimentación complementaria.

En torno a los seis meses

Hero Baby

La edad no es el único factor que determina este inicio de la alimentación complementaria, pero sí que es cierto que muchos se comienzan a cumplir en torno a esta edad. A nivel motor, uno de los más importantes es el hecho de que tu peque comenzará a sentarse y ser capaz de mantenerse así, solo.

Para hacer la prueba, basta con que lo sentemos en el suelo —mejor por tratarse de una superficie firme, no mullida—, y comprobemos que es capaz de mantenerse en esa postura con cierta solvencia.

En este aspecto motor también veremos, en estas semanas, cómo mejora exponencialmente la pinza y la coordinación. Empiezan a poder coger cosas con facilidad y llevárselas a la boca sin “perderse por el camino”, y se trata de dos de los hitos más fundamentales a la hora de considerar el paso a los sólidos.

La AEP considera que si ha cumplido con todos estos hitos que hemos mencionado hasta ahora, estamos listos para arrancar con la alimentación complementaria. No hay problema en retrasarla si alguno de estos puntos está en proceso. Tu pediatra te asesorará al respecto y controlará la salud general de tu pequeño, para poder valorar hasta qué punto es posible esperar o si debemos acelerar un poco las primeras probadas de comida.

Hero Baby

En cuanto a qué tipo de comida ofrecerle, la AEP tiene una guía estupenda que puede servirnos de referencia a la hora de organizar esta etapa, además de como complemento frente a las recomendaciones que nos dé nuestro pediatra. Los tarritos Hero Baby son un alimento equilibrado, sin conservantes ni colorantes, elaborado de la manera más parecida a como lo prepararías en casa, y con las últimas recomendaciones nutricionales del sector pediátrico como guía en sus recetas.

Hero Baby ejerce un control exhaustivo desde el inicio de su proceso de elaboración, como es la selección de ingredientes y la calidad de los mismos. Desde el cultivo y cosecha hasta el producto final, se realizan análisis rigurosos para asegurar que sus tarritos cumplan con todas las garantías.

Además, su proceso de conservación, muy similar al baño María que podríamos hacer en nuestra propia cocina, hace que el producto permanezca inerte y perfectamente seguro en el interior hermético del tarrito, sin necesidad de aditivos añadidos.

Entre los ocho y los doce meses

Hero Baby

Conforme se aproxima su primer cumpleaños, el desarrollo psicomotor de los bebés se dispara. El gateo se ha convertido ya en una forma habitual de desplazamiento para ellos, y seguramente más de uno se anime ya a dar sus primeros pasos.

En el apartado más relacionado con todo lo que tiene que ver con la alimentación, vemos cómo la pinza se ha consolidado y fortalecido. Ha pasado del puño a conseguir hacer esa pinza con el dedo pulgar, su masticación se ha hecho más eficiente —sí, incluso sin dientes— y puede gestionar mejor los trozos. También es muy posible que esté intentando desarrollar su autonomía en este ámbito y busque alimentarse por sí mismo, cogiendo él el cubierto o directamente los trocitos con la mano.

Todos estos pequeños pasos de su desarrollo psicomotor afectan a cómo va afrontando la alimentación complementaria. Para conquistar cada uno de estos hitos y que tengan un efecto positivo en esta alimentación, es importante que ofrezcamos a nuestros pequeños un ambiente relajado, con libertad de movimiento y capacidad de experimentación.

Hero Baby

Del mismo modo que es fundamental que le ofrezcamos una dieta sana, saludable, variada y con una buena presencia de alimentos ricos en hierro y frutas y verduras como base esencial de esta alimentación.

Los tarritos de Hero Baby, en este sentido, ofrecen recetas equilibradas que tienen en cuenta las necesidades de nuestros bebés. Así, tarritos como el de Verduritas con MerluzaZanahorias Baby con Ternera o Guisantes Tiernos con Jamón han sido desarrollados con esta meta en mente, sometiéndolos a controles de calidad y producción que son aún más estrictos de lo que se requiere por ley.

Imágenes | iStock/tatyana_tomsickovaiStock/veSuareziStock/NataliaDeriabinaiStock/FamVeld